Procedimiento Para la Emisión del Dictamen

La función esencial del Consejo es la elaboración de los dictámenes que la Ley exige preceptivamente.

Los dictámenes deben ser emitidos en el plazo de un mes a contar desde la entrada en el Registro del Consejo Consultivo del expediente completo. Cuando en la orden de remisión de los expedientes se haga constar motivadamente la urgencia del dictamen, el plazo máximo para su despacho será de quince días, salvo que el Presidente de la Junta de Extremadura, en atención a la materia y urgencia del asunto, fije otro menor, que nunca será inferior a diez días.

La solicitud de dictamen se formulara por escrito, expresará con claridad el objeto y alcance de la consulta y acompañará el expediente administrativo completo con los antecedentes e informes que deban obrar preceptivamente en él y los que no siendo preceptivos se hayan requerido o evacuado.

Recibida solicitud de dictamen, el Letrado Secretario General, según su entrada, lo anotará en el libro registros de asuntos y dará cuenta al Presidente con un informe sobre la naturaleza y condiciones del requerimiento y del expediente que lo sustenta.

El Presidente acordará su admisión definitiva o provisional o propondrá al Consejo su inadmisión.

La resolución de admisión determinará el procedimiento de tramitación como ordinario, urgente o muy urgente.

Admitida definitivamente una consulta, el Presidente turnará en ponencia ordinaria dando cuenta al Consejero designado y al Pleno en sesión ordinaria. Turnado el expediente, el ponente con el auxilio de los letrados y demás personal del Consejo, instruirá el dictamen, recabando la documentación legislativa, jurisprudencial, doctrinal y técnica que hubieran adelantado los servicios del Consejo y la complementará con aquella que estime conveniente.

Si el ponente observara en el expediente la falta de documentos preceptivos propondrá al Presidente su reclamación bajo apercibimiento de devolución de la consulta.

El Consejo Consultivo podrá solicitar, por conducto de su Presidente, que se complete la documentación con cuantos antecedentes, informes y pruebas considere necesarios, incluso el parecer de personas y organismos que tuviesen notoria competencia en los asuntos relacionados con el objeto de la consulta. En este supuesto quedará en suspendo el plazo para dictaminar.

Concluida la instrucción, el ponente dará cuenta al Presidente para incluir el proyecto de dictamen en el orden del día de la próxima sesión ordinaria.

En la sesión correspondiente, por su orden, el ponente informará sobre la consulta y el expediente, los hechos e incidencias de interés, de las cuestiones jurídicas y de las conclusiones que haya alcanzado. Abierta por el Presidente la discusión del proyecto de dictamen, si ningún Consejero solicitara la palabra el Presidente dará por aprobado el dictamen.